Leishmania Felina.

Orange


Orange es un gatete que trató una de las protectoras con las que trabajamos.
LLegó en un estado lamentable, como protocolo se le realizó un test de leucemia e inmudeficiencia al cual dio negativo, al ver los síntomas que presentaba (glanglios inflamados, heridas, apatía...) y al tener un doble negativo nuestro veterinario decidió realizar un test de leishmania el cual resultó positivo.

¿Qué es la Leishmania Felina?

La Leishmaniosis Lelina, es una enfermedad transmitida a los gatos en Europa por Phlebotomus, es decir, el mosquito que porta la Leishmaniosis (al igual que en los perros)

¿Qué síntomas tiene?

  • Forma cutánea: Es la más común. Una de las presentaciones cutáneas más frecuentes es la dermatitis nodular, caracterizada por nódulos dérmicos subcutáneos indoloros y de localización predominantemente en la cabeza y en las patas anteriores y posteriores (cojinetes). La dermatitis erosiva-ulcerativa se caracteriza por lesiones ulcerativas-costrosas localizadas en cabeza, cara y cuello, en almohadillas plantares o con distribución simétrica bilateral en carpos, codos, tarsos o tuberosidad isquiática.
  • Formas oculares: Las formas oculares son también muy frecuentes, habiéndose descrito desde blefaritis granulomatosa, conjuntivitis y queratitis, hasta uveítis monolateral.
  • Formas sistémicas generalizadas: La diseminación generalizada del parásito es poco frecuente. En aquellos casos clínicos afectados puede implicar lesiones en el bazo, hígado, riñones y linfonodos. Se puede observar linfadenopatía regional o generalizada, que aparece en un porcentaje elevado de casos. Entre los signos sistémicos más frecuentes se señalan astenia y anorexia.
Si sospechamos de cualquier cosa que pudiera parecer algún síntoma, acudir urgentemente a vuestro veterinario, para que realizar el test y tratarlo cuanto antes.

¿Cómo se contagia entre gatos?

En 2007 se demostró que los Phlebotomus podían ser vectores competentes para la transmisión de la infección en el gato al ingerir sangre de
animales infectados, ha aumentado la preocupación por determinar si los gatos con los que convivimos pueden o no albergar al parásito y lo que esto puede
significar de cara a la Salud Pública. En zonas endémicas puede haber gatos infectados, pero solo una parte muy pequeña de estos animales desarrolla la
enfermedad. Es muy probable que el sistema inmunitario del gato sea capaz de controlar la infección de este parásito, ya sea eliminándolo o bien manteniéndolo
en un estado crónico subclínico. Solo en una minoría de gatos, probablemente con sistema inmunitario comprometido, progresa la enfermedad y aparecen los
signos clínicos.

¿Como prevenirla?



Se recomienda usar un buen repelente, como por ejemplo el collar Seresto único collar certificado repelente de leishmania.






👉La historia de Orange
🐾 https://m.facebook.com/story.php?story_fbid=741239359591288&id=285397211842174
🐾https://m.facebook.com/story.php?story_fbid=742584292790128&id=285397211842174
🐾https://m.facebook.com/story.php?story_fbid=748995018815722&id=285397211842174



☎ Mirovet Yuncos: 925 55 34 56
☎ Mirovet Mocejón: 925 91 43 82

📞 Teléfono Urgencias: 610050478

Comentarios

Entradas populares de este blog

Dirofilaria o Gusano del Corazón

El Frío en Perros.

GOLPE DE CALOR EN MASCOTAS