La Importancia de la vacunación en Gatos.

Los dueños de los gatos que quieren que su gato esté sano y viva feliz toda su vida, pueden conseguirlo a través de la vacunación periódica para protegerlos de enfermedades algunas de ellas intratables.
¿Sabes cuáles son las enfermedades contra las que puedes vacunar a tu gato?

Vacuna trivalente:
Es la vacuna más utilizada, ya que pueden vacunar a los animales sin necesidad de realizar otras pruebas antes de vacunar.
Esta vacuna protege frente a las principales enfermedades a la que los gatos se enfrentan a diario siendo estas: Panleucopenia felina, Rinotraqueitis felina y Calcivirus felino.

 Vacuna frente a Leucemia:
Esta vacuna solo protege frente a la Leucemia felina y se puede administrar de forma única o en convinación con otras pudiendo encontrar tetravalente (leucemia + trivalente) o pentavalente (tetravalente + leucemia + clamidia). Todas estas vacunas se pueden aplicar a través de una inyección a partir de las 9 semanas de vida. Algunos laboratorios tiene vacunas pre-cargadas, es decir ya viene lista para inyectar. La importancia de este aspecto recae en que las agujas una vez que atraviesa el frasco para la extracción de la vacuna pierden el afilado. Las vacunas pre-cargadas evitan el desafilado y hacen el acto vacunal menos doloroso.
agujas-usadas.jpg

Vacuna frente a PIF:
Esta vacuna se puede aplicar a todos los gatos que tengan más de 16 semanas de edad y se realiza vía intranasal.
PANLEUCOPENIA FELINA:
  • Es una enfermedad grave de los gatos, un virus que puede sobrevivir en el entorno durante algunos meses y que es resistente a muchos desinfectantes. Cualquier gato puede contraer esta enfermedad, pero los cachorros son los más vulnerables.
  • El virus puede propagarse de forma directa y de forma indirecta (calzado y ropa).
  • Los síntomas más comunes pueden ser: diarrea, deshidratación, depresión en el sistema inmunológico y puede llegar la muerte repentina.
RINOTRAQUEITIS FELINA:
  • El herpes virus felino (gripe felina) permanece aun estando el gato recuperado y se convierte en portador crónico. La vacunación reduce la gravedad de sus síntomas, pero no previene la infección.
  • El virus se transmite por contacto directo, se excreta en las secreciones de la boca, ojos y nariz. Cuando un gato portador vuelve a enfermar, el virus puede reactivarse e infectar a otros gatos.
  • Entre sus síntomas se encuentran: estornudos, secreción nasal, neumonía, fiebre, úlceras oculares o abatimiento.
CALCIVIRUS FELINO:
  • Es un tipo de fiebre felina, se manifiesta como una enfermedad respiratoria aguda pudiendo provocar sinusitis y rinitis. El virus puede sobrevivir en el entorno aproximadamente un mes ya que es resistente a muchos desinfectantes.
  • El virus puede propagarse de forma directa y de forma indirecta (calzado y ropa)
  • Entre sus síntomas se encuentran: úlceras en boca y lengua, estornudos, fiebre y en casos raros aparece mucho más grave.
LEUCEMIA FELINA:
  • Actualmente, se ha producido la incidencia de la infección de la leucemia felina gracias a los programas de vacunación, pero si un gato está infectado  la enfermedad puede estar oculta durante meses o años. Los gatos más pequeños son más vulnerables a este virus.
  • Pueden contraer la infección al lamerse entre ellos, compartir boles de comida, bandejas de arena o al morderse.
  • Este virus, ataca al sistema inmunitario, vuelve al gato más vulnerable a las infecciones secundarias y disminuye glóbulos rojos. Los gatos con la  infección avanzada mueren al cabo de 2 o 3 años.

 CLAMIDIOSIS FELINA:
  • Es una infección bacteriana que suele aparecen en gatos de menos de un año de edad.
  • Requiere un contacto estrecho con un gato infectado. La bacteria se excreta en las secreciones oculares.
  • Algunos de sus síntomas son: conjuntivitis, secreción acuosa en los ojos, fiebre transitoria y puede producirse una pérdida de apetito y peso.

PERITORINITIS INFECCIOSA FELINA (PIF):

  • La infección de esta enfermedad la provoca un coronavirus felino en cepas muy virulentas.
  • El contagio es via oro-fecal (contacto con heces de otros gatos).
  • Encontramos dos formas de la enfermedad, el llamado PIF seco y el PIF húmedo, siendo este la forma más clásica de la enfermedad.
  • El PIF húmedo se caracteriza por la acumulacion de liquido abdominal y otros signos no tan característicos como letargia, anorexia e inflamación intestinal. Es una enfermedad de progresión rápida y fatal.

RABIA:
  • Es una enfermedad vírica grave que suele causar la muerte ya que afecta al sistema nervioso central causando encefalitis aguda.
  • Es posible que si un gato está infectado no muestre ningun síntoma durante meses o años.
  • se transmite normalmente por el mordisco de un animal infectado.
  • Como síntoma puede aparecer un comportamiento agresivo inexplicable o cambio repentino de comportamiento. La muerte sobreviene de 1 a 10 días después de la aparición de los signos clínicos.

Por todo ello, desde Mirovet, queremos informar para evitar que los animales lo pasen mal ya que en gatos también es importante vacunar tanto de pequeños como según van creciendo ya que las vacunaciones de cachorros no hacen inmunes para cuando se hagan mayor. Si necesita más información no dude en ponerse ne contacto con nosotros en nuestra clínica o en nuestro nº de teléfono 925 54 34 56.





Comentarios

Entradas populares de este blog

Dirofilaria o Gusano del Corazón

El Frío en Perros.

GOLPE DE CALOR EN MASCOTAS