El Frío en Perros.


Con la llegada del otoño y con vistas a la llegada del invierno, llega la temporada invernal. como bien sabemos puede causar problemas de salud para los humanos, pero también para nuestras mascotas.
Por ello, prevenir el frío en nuestras mascotas es esencial prepararlos para la llegada del invierno. El frío es capaz de ocasionar enfermedades articulares y/u óseas que cuando ya están implantadas en nuestras mascotas suele agravarse e incluso dificultades respiratorias.
Por regla general, las mascotas demuestran que tienen frío cuando tiembla, pero es importante estar atento a otros síntomas de frío que puede demostrar tu mascota.
  • Disminución del ritmo respiratorio.
  • Lentitud o cansancio.
  • Postración o sueño excesivo.
  • Piel y mucosas secas.
Prevenir el frío en mascotas es la forma más eficiente de evitar enfermedades asociadas a este clima.
A continuación, veremos los principales procesos patológicos asociados o agravados por el frió que pueden afectar a nuestras mascotas.
Para prevenir el frío en mascotas, es necesario respetar la carta de vacunación y desparasitación. En caso contrario, su sistema inmunológico puede debilitarse y volverse más vulnerable a toda clase de patología.


Resfriados:
Los perros también se resfrían y los síntomas son bien parecidos a los nuestros. Nariz fría y húmeda, ojos enrojecidos, fiebre, congestión cansancio y estornudos.

Traqueabronquitis infecciosa (Tos Perrera):
Esta enfermedad es causada por una bacteria (Bordetella Bronchiséptica) y/o por un virus (adenovirus).
El periodo más favorable al contagio empieza en otoño y se mantiene todo el invierno. Por ello, es importante comenzar a prevenir el frío en perros cuando el verano se despide.
No es una patología grave, pero suele ser difícil de curar y puede ser muy incómoda para el animal. Por ello, si tu perro presenta tos, fiebre, vómitos o congestión hay que acudir inmediatamente el veterinario.
La evolución de dichos cuadros patológicos puede llevar a respiratorias más severas. La bronquitis, faringitis, laringitis y la neumonía pueden empezar con un simple resfriado.

Enfermedades articulares y/u óseas.
Las enfermedades articulares suelen manifestarse  más severamente durante el infierno. Principalmente cuando el frío viene acompañado de humedad.
Las mascotas con problemas articulares o que presentan enfermedades como la displasia de cadera y de codo son los más vulnerables. Por ello, necesitan una protección reforzada, consulta a tu veterinario cuales son las mejores pautas a seguir en estos casos.
Mucha gente, cree que los animales de pelo largo y abundante no sienten frío. Es un mito, todos los animales sienten frío y calor. Lo que varía de acuerdo con el porte, raza y pelaje es la resistencia.

Los perros más pequeños y con pelaje escaso suelen ser muy vulnerables a climas fríos. Su cuerpo es más frágil y no está preparado para sobrevivir a la intemperie, pudiendo enfermar fácilmente. 
Las razas de perros que más necesitan cuidados en el frió son: Yorkshire, Pinscher, Bulldog Francés, Boston Terrier, Pug, Chihuahua, Bull Terier Mini y Crestado Chino.
El Husky Siberiano, el Shar-pei, el Samoyedo, el Alaskan Malamute y el Chow-Chow son los ejemplos más conocidos. Estos perros suelen tener una notable resistencia a la intemperie y al frío. Pero no significa que no necesiten cuidados con su salud durante el frío.
En perros que no tienen pelo, debemos fijarnos en sus orejas y su cola. Si ves que están muy frías, secas, duras, rojas, blancas o grises, podría haber ocurrido un congelamiento. Para ello envuelve las extremidades del perro en mantas o toallas para calentarlas gradualmente y consulta a tu veterinario inmediatamente.

Pasos a seguir para que tu mascota no pase frío en invierno.
  1. Acondicionar el ambiente: En zonas con inviernos severos, es fundamental mantener el hogar con la temperatura adecuada. Lo ideal es que la temperatura se mantenga entre 19ºC y 25ºC. El espacio de dormir y descansar de nuestras mascotas debe contar con una manta gruesa y limpia.
    1. Prendas y vestimentas para prevenir el frío: Existen suéteres, capas y abrigos impermeables para todos los tamaños y edades de perros, pero lo más importante para mantener protegido a tu mascota es tener su piel y pelo bien nutridos y protegidos. Es importante que su pelo no acumule humedad especialmente en perros mayores
    2. Paseos con sol, son mas bellos: El frío no debe impedir los ejercicios con nuestro mejor amigo. En realizad la actividad física ayuda a regular la temperatura corporal y es muy bienvenida en invierno. Pero lo ideal es realizar los paseos durante la mañana con incidencia de luz solar.
    3. Lugar donde descansar: Muchas mascotas duermen en el exterior de la casa. Es importante construir o comprar una caseta para tu mejor amigo y que su cama esté aislada los suficiente de la humedad del suelo.
    4. Cremas hidratantes: las orejas y las patas de los perros son muy sensibles al frío y pueden secarse y/o agrietarse. Existen cremas hidratantes especificas para perros que ayudan a prevenir y tratar este problema. No se deben utilizar cosméticos humanos en el animal.
    5. Masajes y compresas calientes: Los cachorros o las mascotas mayores de 7 años pueden presentar frecuentemente rigidez en sus músculos a causa del frío. Se recomienda masajear la zona afectada con mucho cuidado y aplicar una compresa caliente durante 15 minutos.
    6. Alimentación y Agua: Una mascota activa necesitará más energía en los fías fríos. Puedes aumentar un poco su ración de comida ricos en proteínas y grasas, pero de forma equilibras. El agua deberá estar siempre fresca, limpia y nunca congelada. Si tu mascota no hace mucho ejercicio y pasa la mayor parte de tiempo descansando dentro de casa, entonces deberías aumentar su ración. Si mantienes su espacio con una adecuada temperatura (calefactor, radiador...) su alimentación deberá ser igual. Cuidado con los piensos de lata energía en perros, son solo para animales con alta actividad no para épocas con más frío. Son piensos con alto poder calórico que pueden ocasionar problemas digestivos si se utilizan de manera incorrecta.
    Perros con diabetes, enfermedades cardíacas, enfermedades renales o desequilibrios hormonales pueden tener más dificultades para regular su temperatura corporal y pueden ser más susceptibles a los problemas de las temperaturas externas. Lo mismo ocurre con los animales muy jóvenes o muy mayores.

    Para más información ya sabéis que podéis acercaros a nuestra clínica para ayudaros si así lo necesitáis o poneros en contacto con nosotros por teléfono 925 55 34 56

    Comentarios

    Entradas populares de este blog

    Dirofilaria o Gusano del Corazón

    GOLPE DE CALOR EN MASCOTAS